Afilaó 2.0

Calle Lanuza de La Isla

Andaba yo Calle Tomás del Valle arriba, cuando me llegó por la espalda el agudo sonido de la siringa, seguido del peculiar cántico del afilador, “afilaooooooooooo, se afilan cuchillos, navajas, tijeras y cuchillas de máquinas de podaaaaaaaa“. Ya me llamó la atención el final del verso, ¿Cuchillas de máquinas de podar?. Aminoro la marcha por verlo llegar, y al pasarme, torciendo para Lanuza, momento que recojo en la foto, y ahí está. El afilador. En La Isla del siglo XXI, un afilador. Con su blusa suelta, su bicicleta, su siringa, … ¿siringa?. Al tiempo que disparo la foto me percato de que la siringa suena sin que el artesano suelte el manillar. Afino la vista, indago, y hete aquí que vislumbro entre el sillín y el guardabarros trasero una pequeña batería de motocicleta, y a ésta conectado un reproductor MP3 que, a través de un pequeño pero potente altavoz lanza al viento la cantinela, “afilaooooooooo, se afilan……..”.